Oficina Central
Av. Del Valle 714 - Huechuraba
Santiago de Chile
+56 2 2 505 30 10
Conéctate con un ejecutivo
Sala de ventas Online

Passivhaus, una historia diferente

En el año 1988 dos profesores alemanes Bo Adamson de la Universidad Lund en Suecia, junto a Wolfgang Feist del instituto für Wohnen und Umwelt, desarrollaron el concepto Passivhaus como parte de un proyecto de investigación bajo el alero del Ministerio de Medio Ambiente de Alemania.

Conscientes del impacto de la construcción sobre el medio ambiente y de la importancia de tener un futuro más sostenible (luego de numerosas investigaciones) crearon el estándar de certificación ‘PassivHaus’ y el Passivhaus-Institut para evangelizar con su nueva forma de construir eficiente en todo el mundo. Si bien, estos términos son poco conocidos en Chile hoy marcan el presente de la construcción eficiente, ya que suponen ahorros energéticos de hasta un 90% frente a construcciones existentes y un 75% frente a edificiaciones nuevas.Passivhaus, es un estándar de construcción muy superior a cualquier certificación para viviendas existentes en nuestro país.

 

Principales características de una vivienda Passivhaus
Aislación:
Se aplica el aislante con hasta un 300% más de grosor que el utilizado en proyectos convencionales. El aislante debe ser aplicado en suelo, muros exteriores y cubierta de forma continua para cubrir completamente al edificio.
Ventilación:
Las viviendas Passivhaus cuentan con un sistema de ventilación mecánica controlada que trabaja las 24 horas para proveer de aire  renovado que trae desde el exterior para luego ser purificado mediante filtros garantizando de esta manera una calidad del aire inigualable, al mismo tiempo que es capaz de extraer el aire sucio del interior evitando malos olores, condensaciones, humedad y por consiguiente enfermedades.
Puertas y ventanas de altísima calidad:
Las puertas y ventanas son los principales puntos por donde se escapa el calor del interior, por lo que en la construcción de este tipo de viviendas es necesario el uso de ventanas con un alto grado de eficiencia, vidrios multicapa con baja emisividad, que sean capaces de reflejar el calor al interior en invierno y lo mantengan en el exterior en verano.
Actualmente se han construido más de 25 mil edificaciones en todo el mundo bajo este estándar con excelentes resultados en las monitorizaciones realizadas así como en diversos estudios sociológicos que demuestran una alta satisfacción de sus habitantes.
Hoy, en algunas regiones de Alemania y Austria ya es el sistema de construcción obligatorio para edificios públicos y en países como Inglaterra se están evaluando imponerlo como requisito obligatorio para todo tipo de nuevas obras.
Me interesa el proyecto, quiero que me contacte un vendedor.